sábado, septiembre 17, 2011

Odin, La Luna y Loki.


Odin y la Luna, se confabularon para hacer una noche en la cual el brillo de esta, resplandeciera totalmente en todo  Valhalla.


Loki como siempre receloso de todas las cosas hechas por los demas intento un plan para ver la Luna fallida en su proceder, decidió recoger toda la esencia negra de las cosas y echarlas lentamente en la misteriosa maquinaria interna de la luna sin que esta pudiera darse cuenta. Loki astuto, entro y empezo con su cometido,
 regó lo que pudo, el tiempo no estaba a su favor.


Entre los elementos que rego, habia la mas fina capa de obsidiana recogida por los mucho tiempo por algunas valkirias, pero Loki como siempre habia robado algo de ellas.


Empezó la noche, Odin contemplando desde su trono y meciendo en su mano a Gungnir, su gran lanza.


Esperando a las almas caidas el brillo de la noche la Luna, empezó con su majestuoso evento y en el cenit de todo empezó a suceder algo muy extraño, la luz parece volverse polvo, algo molesto a los ojos y lentamente empezo a cambiar la luz por tenue oscuridad. sorprendido Odin solo miraba y la Luna algo apenada solo se excusaba, Loki reia. el tiempo casi se detuvo.


Pero, sin previo aviso, Una cortina de colores empezó a hacer un extraño arcoiris de colores opacos, intento fallido de Loki, el polvo de obsidiana, actuaba como prisma y si bien, se oscureció y alcanzo a dañar el panorama, ahora habia una gama de luces y colores opacos, para que cualquiera pudiese interpretar lo que quisiera.


Aunque yo Odin necesite de ti Luna y aunque hayan Lokis en tu vida, que opaquen tu sonrisa, recuerda que siempre hay una manera de salir de todo, tu solo sabrás como utilizas la obsidiana y si no, pregúntame.
Porque quiero llevarte conmigo y no voy a ninguna parte.